JUSTICIA PARA LOS ASESINADOS EN LA MASACRE DE VITORIA

3 de marzo

La  Transición española no fue, tal y como la quieren vender, ni modélica ni pacífica. El régimen franquista siguió reprimiendo y asesinando en ese periodo como en la dictadura. El hecho más relevante de esa represión se dio en Vitoria-Gasteiz el 3 de marzo de 1976 cuando la policía mató a 5 trabajadores y causó más de un centenar de heridos, además de los dos jóvenes asesinados días después en Tarragona y Basauri en actos solidarios.

Han pasado 38 años y los víctimas del 3 de marzo siguen luchando. Cada año celebran una manifestación en Gasteiz pidiendo justicia. Hasta ahora el estado español se ha negado a reconocer los actos como realmente ocurrieron o a denunciar a los responsables de la masacre.
Por fin ha llegado desde Argentina una esperanza de que se llegue a hacer justicia. La juez argentina María Servini de Cubría ha solicitado la extradición del exministro Rodolfo Martín Villa por la matanza del 3 de marzo. Junto con esta extradición, la magistrada también ha solicitado a España que le permita interrogar en Buenos Aires a otro ministro del régimen, José Utrera Molina, suegro del exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón, y a otros 18 cargos franquistas.
La juez pide la detención de Martín Villa por “la represión de la concentración de trabajadores en Vitoria el 3 de marzo de 1976 en la que fueron asesinados Pedro Martínez Ocio, Francisco Aznar Clemente, Romualdo Barroso Chaparro, José Castillo García y Bienvenido Pereda Moral, y en la que hubo más de cien heridos, muchos de ellos por armas de fuego”.
Los hechos del 3 de marzo de 1976
Tras dos meses largos de huelga y dos días de huelga general, el 3 de marzo estaba convocada una jornada de paro total. Este paro fue secundado por la práctica totalidad de trabajadores, tanto de empresas en lucha como otras que lo apoyaron solidariamente, así como por el comercio, servicios, estudiantes, amas de casa y la ciudadanía en general. Desde la mañana, la policía intervino duramente ante cualquier atisbo de concentración o manifestación, llegando incluso a disparar fuego real, produciéndose los primeros heridos de bala.
Para las cinco de la tarde estaba convocada una asamblea general informativa en la iglesia de San Francisco de Asís del barrio de Zaramaga, lugar donde se acostumbraban a realizar las reuniones de las Comisiones Representativas de las empresas en lucha, para informar de los últimos acontecimientos.
La agresión
La policía “premeditadamente” dejó que se llenara la iglesia con alrededor de cinco mil personas, permaneciendo en el exterior un número similar, y fue en ese momento cuando mandó desalojar la misma. La multitud allí congregada ante el temor de ser aporreada y agredida en su salida, se negó al abandono del recinto religioso. Hay que recalcar que los templos estaban protegidos por el Concordato, por lo cual no podían actuar ni acceder a su interior las Fuerzas Armadas, salvo urgente necesidad.
Para proceder al desalojo, la policía atacó y asaltó la iglesia con gases lacrimógenos y material antidisturbios, por lo que, presos del pánico y la asfixia, los allí congregados comenzaron a salir huyendo, momento en el que los policías procedieron a golpear y disparar indiscriminadamente tanto sobre los que intentaban escapar, como sobre los que desde el exterior atraían su atención para dejar vía libre a los que abandonaban aquel infierno.”
Testigos presenciales / Asociación 3 de marzo  
La iglesia sólo había una salida, la puerta principal. Ni ventanas ni terraza. Cuando empezaron a salir a borbotones para no morir asfixiados, la policía les tiroteó. “Que manden fuerza aquí, que hemos tirado más de 2.000 tiros. Cambio”, se escucha en las grabaciones de la policía.
Las cintas de las emisoras policiales muestran que lo sucedido fue más que una intervención desafortunada. “Ya tenemos dos camiones de munición, ¿eh? O sea que a actuar a mansalva, y a limpiar, nosotros que tenemos las armas; a mansalva y sin duelo de ninguna clase”. Por la manera en que relataron los hechos los agentes participantes, fue una victoria militar sin precedentes contra trabajadores desarmados: “En Salinas [plaza Martín de Salinas] hemos contribuido a la paliza más grande de la historia. Cambio.”, reportaba por la radio un policía.
La versión oficial, recogida en la sentencia de un tribunal militar, es que la policía hizo uso de la “legítima defensa para responder a una agresión de los trabajadores”. La justicia militar reconoció que se trataba de “homicidios”, pero archivó el caso al no encontrar culpables.
Las víctimas y sus familiares, sin embargo, siguen exigiendo justicia, para lo que han acabado recurriendo a los tribunales argentinos.
La noticia de la solicitud de extradición de Martín Villa y otros 18 cargos franquistas desde Argentina es simbólica porque precisamente ahora el estado español y el PP y PSOE que han protegido estos asesinos han perdido completamente su credibilidad y autoridad.
Un futuro gobierno de la izquierda tendrá la responsabilidad de dar justicia a los víctimas del 3 de marzo y a todas los víctimas del franquismo durante la guerra civil y la transición. Por eso necesita la presión y participación de las organizaciones de la clase obrera y la juventud.
¿Cómo puedes colaborar en la lucha de conseguir justicia?
Difunde el documental nuevo publicado en la web británica de vídeo-activismo Reel News en el que se relatan y analizan los hechos que ocurrieron en Vitoria-Gasteiz el 3 de marzo de 1976. Cuenta con testimonios en castellano y subtitulados en inglés.
¿Cómo puedes colaborar en la lucha de conseguir justicia?
Difunde el documental nuevo publicado en la web británica de vídeo-activismo Reel News en el que se relatan y analizan los hechos que ocurrieron en Vitoria-Gasteiz el 3 de marzo de 1976. Cuenta con testimonios en castellano y subtitulados en inglés.
ASOCIACIÓN 3 DE MARZO
“Agradecemos a estos compañeros ingleses su interés y solidaridad mostrados. Este trabajo propiciará que se conozca en profundidad el ataque sufrido por la clase trabajadora en otros lugares, y al mismo tiempo, romper un poco más el muro de silencio, olvido e impunidad que los diferentes gobiernos han levantado sobre esta criminal actuación.
Somos una asociación sin ánimo de lucro. Los proyectos más importantes los realizamos gracias al esfuerzo de los propios socios y la colaboración desinteresada de personas, colectivos y las subvenciones concedidas por nuestra labor en favor de los derechos humanos.
  • Agradeceríamos que nos hicierais llegar o hacer saber toda información relativa a documentos, fotos, material audiovisual o gráfico y cualquier cosa que consideréis de interés para lograr la verdad y un archivo histórico lo más amplio posible sobre los hechos del 3 de marzo
  • Difunde en tu círculo esta página WEB y la agresión que sufrió la Clase Trabajadora en Vitoria-Gasteiz el 3 de Marzo de 1976
  • Denuncia a los responsables policiales, políticos, empresariales……
  • Defiende donde estés La Libertad y La Justicia Social.”
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s